Bélgica con niños: Día 1-Gante/Gent

Gante/Gent con niños

El mes de diciembre e incluso enero, es una época perfecta para disfrutar de algún bonito destino navideño. El año pasado le llegaba el turno a Lisboa y antes a Londres. Y este año, Bélgica ha sido el país elegido para pasar unos días entre mercadillos y villancicos.

El día cero del viaje lo dejamos como toma de contacto ya que aterrizamos por la tarde, prácticamente de noche y entre el traslado desde el aeropuerto y el cheking en el apartamento, a penas nos quedó algo de tiempo para dar una vuelta y cenar.

Así que el primer día en Bélgica lo dedicamos a Gante.

Nos habían hablado maravillas de esta preciosa ciudad medieval y la verdad es que hubiera sido un crimen no acercarnos a verla.

Se encuentra a tan solo media hora en tren de Bruselas por lo que no hay excusa.

Gante

Cómo llegar a Gante desde Bruselas

Bruselas cuenta con tres estaciones de ferrocarril:

La estación Midi (o también llamada estación Zuid), la estación Central y la Nord.

Nosotros siempre tomábamos la Midi por ser la estación que más cerca nos quedaba de nuestro alojamiento. Además, si tienes previsto tomar un tren internacional a Amsterdam por ejemplo deberás acudir aquí para planear tu viaje. La estación de tren de Midi es una de las grandes de Europa y aunque cuenta con un servicio bastante ágil de venta de billetes, lo cierto es que los andenes se encuentran en una planta superior y no cuenta con ascensores. Así que ármate de paciencia si vas con una sillita de bebé porque deberás acceder a los andenes por las escaleras mecánicas.

Nota Viajera:

Los trenes en Bélgica tienen un descuento del 50 % los fines de semana así que te ahorrarás un buen pico si viajas en sábados o domingos. Otra cosa a tener en cuenta es que los niños menores de 12 años no pagan.

Puedes comprar tu billetes de tren a Gante aquí

Interior del tren a Gante

Cómo ir desde la estación de Gante al Centro de la ciudad

Una vez en la estación de Sint Pieters, encontrarás un punto de información para turistas. Sin embargo, llegar al centro es muy fácil y aquí te explico cómo:

Tranvía: Toma el tranvía número 1. La parada se encuentra justo a la salida de la estación y tiene una frecuencia de 10 minutos

Caminando: La estación de Gante se encuentra a una media hora más o menos caminando hasta el centro. Pero puedes llegar a la ciudad en tranvía o en autobús. Nosotros optamos por caminar y conocer, de paso, algo más de la ciudad. Sin embargo, si vas con poco tiempo, te recomiendo que tomes un bus o un tranvía porque el camino entre la estación y el centro de la ciudad es perfectamente prescindible.

Edificios de colores de GantePuente de Gante

Familia en uno de los puentes de Gante

Si vas en busca de ambiente navideño, éste se concentra junto a la catedral de San Bavón.

El mercadillo navideño de Gante se celebra entre el 7 de diciembre y el 6 de enero y tiene fama de ser el mercadillo navideño más grande toda Bélgica.

Junto a la zona de la catedral se concentran este año 2018 en torno a 200 cabañas/puestos de madera de todo tipo. Puestos de artesanía, vino caliente y por supuesto comida. Haremos especial hincapié en sus puestos de gofres y en los de patatas fritas.

Este mercado navideño también cuenta con algunas atracciones de feria como una gran noria (justo a la entrada del mercado) una pista de hielo y un tiovivo para los más pequeños.

Imagen mercado navideño de gante

Otros planes en Gante

1. Hazte unas fotos para el recuerdo en el Puente de Sint-Michielsbrug

Será difícil que consigas hacerte la foto con gente de por medio a no ser que madrugues y mucho. Y es que resulta que este puente posee una de las imágenes más icónicas de la ciudad ya que desde él se pueden ver las famosas tres torres de la ciudad:

Belfort, un campanario de 91 metros de altura, la torre de la Catedral de San Bavón y la torre de la Iglesia de San Nicolás.

Si embargo, desde este punto de vista estratégico, también se pueden ver otras edificaciones de interés como la Iglesia de San Miguel o la antigua lonja de pescado.

Vista de la iglesia de san miguel

Iglesia de san nicolas de Gante

Visita los muelles  Graslei y Korenlei en una agradable y encantador paseo

Esta es una de las postales de la ciudad y no debes perdértela por nada del mundo. Para bajar a los canales, nada más fácil que tomar la rampa de acceso desde el mismo puente

Sint-Michielsbrug y desde ahí, ya podrás ir caminado paralelamente al canal. 

El camino se encuentra además repleto de bares, restaurantes y terrazas por lo que no tendrás problema en pararte si te apetece a tomar algo o hacer un alto en el camino cuando vas con los niños.

Canales de Gante

Desde el Puente de San Miguel al Puente de Grasbrug no hay más de 400 metros. Es un buen camino por el centro porque es peatonal y los niños podrán dar un poco de rienda suelta a su libertad. Una vez llegamos al puente de Grasbrug nos toparemos con una de las zonas de la ciudad más animada y sin duda, deberás hacer un pequeño alto en tu paseo y acercarte a cualquiera de sus confiterías y degustar esos riquísimos bombones por la calle. Como por ejemplo a la confitería Leónidas de la calle Graslei. 

Aunque no te obsesiones con las confiterías porque hay Leónidas  o Neuhaus (Por citar las más famosas) por todas partes.

gante

Y sobre todo, camina. Camina todo lo que puedas porque no hay mejor modo de conocer una ciudad que adentrándose por sus calles bulliciosas y mezclándose con su gente.

Así que disfruta de esta ciudad con encanto como pocas y si tienes la suerte de visitarla en plena Navidad, pues te llevarás dos al precio de una.

¿Conoces Bélgica en Navidad?

gante

Gante

gante

gante

 

Sígueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.