De canales por Cambridge: Algo más que una ciudad de estudiantes

De canales por Cambridge: Algo más que una ciudad de estudiantes

Llegamos a Cambridge en plenos exámenes finales de los estudiantes de los famosos Colleges. Y fue esa circunstancia la que nos detuvo a la hora de entrar en algunos de los más famosos de la ciudad ya que las puertas permanecían cerradas a visitantes para favorecer la concentración de los estudiantes. Aún así, pudimos ver algunos de ellos de los que os hablaré en otro post.

Hoy nos centramos en disfrutar de Cambridge desde el agua, por sus preciosos e impresionantes canales. Si te animas a ir, lo harás a bordo de una batea dirigida por un guía que te irá contando un montón de datos interesantes sobre el recorrido, de más o menos 45 minutos, que harás por los famosos canales.

Entre los puntos más destacados de esta excursión, se encuentran las impresionantes panorámicas del famosísimo King’s College o el paso bajo la réplica del Puente de los Suspiros (The Bridge of Sights) o la biblioteca Wren. Una delicia de excursión que te vendrá fenomenal para hacer una pequeña parada y descansar cómodamente mientras observas la ciudad desde el río.

Para llegar a Cambridge, nosotros elegimos el tren. Es un trayecto bastante bonito de unos 45 minutos desde la estación King’s Cross en donde además se encuentra el famosísimo andén 9 y 3/4 de Harry Potter y una tienda preciosa llena de souvenirs relacionados con la cinta de J.K. Rowling. Eso sí, si te mueres de ganas por hacerte la foto junto al carro de equipaje de Harry Potter, llega con tiempo porque las colas son enormes.

Pero dejamos el tren y seguimos por nuestro recorrido de la ciudad desde el agua.

Las bateas tienen capacidad para unas 12 personas (las más grandes) aunque como ves en la foto de arriba, también tienes a tu disposición algunas más pequeñas pero tendrás que apañártelas solo. Algunas familias y grupos de amigos van a pasar la tarde alquilando una de estas embarcaciones y lo cierto es que hay que tener una mínima destreza para saber manejarla… Pero oye, ¿Qué sería de la vida sin riesgo?

Nada mas llegar y embarcar, dispones de unas mantitas para que el frío no te detenga y puedas disfrutar de las vistas cómodamente.

Aunque es una excursión un poco cara (unas 17 libras por adulto y 11 libras los niños), yo te la recomiendo muchísimo, de verdad. Hay lugares que no podrías ver sino es a bordo de una barca y te llevarás unas postales muy diferentes de Cambridge si solo la disfrutas a pie.

A los niños les encanta subirse a barcas, estar cerca del agua y descansar un poco después de pasarse la mañana caminando así que, no te lo pienses mucho y anímate con ellos a realizar esta excursión.

¿has estado en Cambridge? ¿Te animaste a hacer la excursión en barca?

¿Conoces otros lugares en donde poder recorrer la ciudad desde el agua?

 

Sígueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *