Dos pueblos preciosos en Provenza: Les Baux y Gordes

Aunque el principal reclamo para visitar la Provenza francesa se encuentra en la lavanda y sus preciosos campos, lo cierto es que esta zona de Francia cuenta con algunos pueblecitos con encanto que merece la pena visitar fuera de temporada.

En nuestra ruta de la lavanda por la Provenza francesa nos topamos con un par de localidades que nos dejaron muy buen sabor de boca. Se trata de Les Baux y de Gordes.

Ambas se encuentran situadas en lugares estratégicos por lo que no tendrás que desviarte mucho aunque tu propósito sea ver campos y campos de espliego.

Les baux es una pequeña localidad basada prácticamente en su totalidad en el turismo. Esto quiere decir que normalmente no hay mucha gente viviendo allí sino que la mayor parte son franceses que viven en otros lugares y regentan diversos establecimientos enfocados al turismo. Esto nos sorprendió bastante ya que visitamos Les Baux al atardecer en pleno mes de julio y sin embargo la mayoría de las tiendas estaban ya cerradas y a penas había gente por las calles.

Les Baux es una pequeña localidad medieval situada situada en lo alto de las colinas de Les Alpilles por lo que te asegurarás unas preciosas vistas de la sierra desde sus numerosos miradores.

Como es muy pequeño, no necesitarás demasiado tiempo para verlo y además podrás disfrutar de un precioso entorno.

Pero no debes perderte una visita a su preciosa iglesia de St. Vincent y tomarte algo en su preciosa plaza mientras disfrutas de las vistas.

Gordes

La casualidad quiso que nos encontráramos con Gordes. En realidad nuestro planteamiento de esa mañana era llegar a la Abadía de Senanque pero a lo lejos ya comenzamos a ver la gran caravana de coches que se agolpaba a las puertas de esta preciosa ciudadela. De hecho, Gordes está considerado uno de los pueblos más bellos de Francia. 

La falta de previsión hizo que no sacara muchas fotos ese día así que, poco os puedo enseñar en realidad de esta joya provenzal. Pero os dejo por aquí un enlace para que veáis que se trata de uno de los enclaves más bonitos de la ruta de la lavanda.

Durante el mes de julio, se puede disfrutar de un mercado al aire libre en Gordes que merece la pena visitar sí o sí. Desde sombreros de paja a jabones y pasando por su puesto por los puestos de comida con especialidades llamativas de quesos. En este enlace tendrás la lista completa de mercados de toda la zona y los días de la semana en los que se celebra.

 

Follow:
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *