Había que ir a Cannes

Había que ir a Cannes

Había que ir a Cannes porque estaba previsto desde el primer momento en nuestro roadtrip por Francia e Italia. No me preguntéis porqué, pero quizás el cine con su magia nos había seducido y no podíamos dejar escapar la oportunidad de visitar esta ciudad de la riviera francesa.

“Atrapa un ladrón” quizás es uno de los films más conocidos en donde Cannes es el escenario perfecto así que, allá que nos fuimos un par de días.

atrapa un ladrón

Alquilamos un apartamento del que mejor no hablar. Muy céntrico, eso sí, pero sin aire acondicionado, carísimo y al que le faltaba prácticamente de todo. Supongo que ya para empezar, nos equivocamos y el turismo que nos esperaba no era apto para todo tipo de bolsillos.

fachada del cine de cannes

Nada más llegar, salimos con toda la ilusión de siempre a explorar la zona y a darnos una vuelta por la playa. Pues bien, esto también fue un pequeño chasco. Las playas de Cannes son privadas (como pasa en muchas zona de la Riviera) y la entrada, o bien es de pago, o bien pertenecen a los hoteles como el Carlton Intercontinental.

restaurante plata cannes

playa privada cannes

Así que la a la mayoría de los turistas de clase media, no nos quedaba más plan que pasear por La Croisette arriba La Croissete abajo mientas veíamos coches de lujo y tacones imposibles.

la croisette cannes

La Croisette cannes

Si has estado en los 80′ y los 90′ en Puerto Banús sabrás perfectamente de lo que hablo. Gente agolpada junto a los coches de lujo a cual más estrambótico y llamativo mientras el dueño se escondía seguramente con una botella de Don Perignon a alguna terraza exclusiva observando a la “turba” flipando con su carro de cientos de miles de dólares.

hotel carlton intercontinental

c’est la vie

Así es. A menos que pertenezcas a un selecto club o dispongas de una tarjeta de crédito generosa, en Cannes poco más se puede hacer.

coches de lujo en cannes

La Croisette, Cannes

Pero lejos de aburrirnos, supimos sacarle partido a la experiencia y reírnos un poco de nosotros mismos y del “failled” turístico.

escalera festival cannes

Total, la alfombra roja del teatro en donde se celebra el Festival de cine de Cannes está disponible todo el año así que, nada como aprovechar la ocasión para hacernos alguna foto en plan Diva cinematográfica.

Plan Alternativo

Si no te importa abandonar Cannes (ya te digo que no hay mucho que hacer) podrás tomar un ferry y pasar el día, como hace mucha gente, en la Isla Santa Margarita. Es una isla parque natural justo frente a La Croisette.

vitas desde el ferry a isla margarita

Un crucero de tan solo 15 minutos separan a Cannes de esta isla famosa por ser el centro de la leyenda del Hombre de la Máscara de Hierro.

Es una zona como decía protegida, especialmente de aves por lo que no se permite acampar. Pero para pasar el día no está mal.

Las playas no son muy buenas ya que tienen piedras pero es un entorno natural precioso si se quiere hacer un poco de senderismo o visitar el museo marítimo.

vitas desde el ferry a isla margarita

A parte de turistas, también suele ser una zona frecuentada por familias y colonias de escolares que van a pasar el día de excursión. Cuenta con una zona boscosa con merendero y como carece de bares o chiringuitos, es mejor que vayas con la comida y la bebida preparada.

Te dejo por aquí el enlace del ferry que te llevará a la isla así como el precio y los horarios

vistas de cannes desde isla margarita

vistas de cannes desde isla margarita

Y vosotros, ¿Algún destino que os haya sorprendido un poco para mal?

¿Alguna expectativa de más en un viaje previsto?

 

Sígueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.