Irlanda con niños: El Dublin de las puertas de colores

Irlanda con niños: El Dublin de las puertas de colores

Es una de las imágenes más características y divertidas de Dublin y porqué no decirlo, también un reclamo turístico.

Dublin no es precisamente la ciudad más bonita del mundo pero cuenta con dos atractivos que a mí me han seducido por completo:

El ambiente juvenil de sus calles y el sentido del humor de los irlandeses

Y ese sentido del humor se plasma en sus puertas de colores y en las dos historias que circulan sobre ellas y que hacen las delicias de guías y turistas que llegan a la capital de Irlanda.

La primera de ellas cuenta que, tras la muerte del Rey Alberto, marido de la Reina Victoria, ésta pidió a todos los territorios súbditos del Reino Unido que las puertas fueran pintadas de negro en señal de luto por la muerte de su esposo, pero en Irlanda, algunos tomaron esta petición como un abuso más de la Corona Británica y en un intento de desafiar a la Reina, decidieron pintarlas de colores vivos.

La segunda historia es más inverosímil pero también más graciosa. Resulta que hace muchos años (fecha sin especificar), un señor (no sabemos quién) que se había tomado unas cuantas Guinnes de más en el Pub y venía dando tumbos por la calle, encontró a su mujer con el amante en la cama cuando llegó a su casa a altas horas de la madrugada y los mató a los dos. A la mañana siguiente comprobó con estupor, que en realidad no se trataban de su mujer y su amante sino de la vecina y su marido por lo que comprendió que se había equivocado de puerta la noche anterior. Es por esto por lo que desde aquél episodio (que no ha quedado registrado en ningún rotativo) los dublineses decidieron pintar la puerta de su casa siempre de un color diferente a la puerta del vecino.

¿Dónde están las puertas de colores?

Leeréis en muchos foros y blogs sobre viajes a Irlanda, que las famosas puertas de colores se encuentran en el Barrio Georgiano de Dublin pero esto no es del todo cierto.

Este barrio al que hacen referencia muchos blogueros es uno más de entre otros muchos para ver puertas de colores. Si tu intención es acercarte al barrio georgiano, perfecto, deberás encaminarte hacia las calles Merrion Square y Merrion St. Lower para disfrutar de la arquitectura georgiana y las famosas puertas de colores. Pero si quieres conocer un Dublin menos turístico pero igual de auténtico, te recomiendo un precioso paseo por Great George St y por Gardiner St. Estas dos calles, situadas al otro lado del río, en la zona norte de Dublin, son dos calles con encanto que no defraudarán al visitante. Podrás ver infinidad de puertas de colores y preciosas enredaderas en las fachadas. De hecho para mí, aquí se encuentran las puertas más bonitas de la ciudad que he visto en Dublin.

En cualquier caso, te dejes llevar o no por los reclamos turísticos (y esto es algo que hacemos todos los viajeros), qué duda cabe que todos, turistas y paseantes, queremos traernos un bonito recuerdo en forma de foto de nuestros viajes y escapadas.

Además, os digo una cosa, es un juego súper divertido para hacer con niños. Rétalos a buscar puertas de colores raros que no hayáis visto antes y así se animarán a caminar más y con mejor disposición.

Y hasta aquí el post de hoy. Si conoces más anécdotas sobre las puertas de colores de Dublin, nos encantaría que compartieras tu sabiduría ;)

En el próximo post os hablaré de la comida irlandesa y de algunos sitios estupendo que cumplen con las tres BBB de Bueno, Bonito y Barato en la ciudad!

Hasta el próximo viaje!

Sígueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *