Un hotel con vistas al fiordo en Dinamarca

Un hotel con vistas al fiordo en Dinamarca
  • Cuando pensamos en fiordos la imagen que se nos viene a la cabeza es la de los barcos surcando el agua en Noruega. Sin embargo, Dinamarca también posee algunos fiordos preciosos que merece la pena conocer.

Nosotros aprovechamos nuestro camino a Legolan en Billund en este road trip por el país que ya te enseñamos para pasar la noche en uno de los hoteles más originales en los que me he alojado.

Tras dos horas y media de viaje por autovía entre Copenhage y Billund para ir a Legoland, nada como un descanso reparador en un precioso hotel con vistas espectaculares para coger fuerzas para el día que nos esperaba en el parque de atracciones.

El hotel Kellers Park pertenece a la cadena hotelera Comwell y posee varios hoteles en diferentes zonas de Dinamarca. Nosotros elegimos el Kellers Park porque nos pareció que quedaba cerca de Billund y además contaba con unas bonitas prestaciones y un entorno idílico para ir con niños.

El Kellers park es un hotel gigantesco formado por tres edificios en forma de “U” y con una inmensa terraza para los desayunos con vistas al fiordo. Una preciosidad de sitio además de súper tranquilo.

¿Dónde está Kellers Park?

Este hotel de cinco estrellas está situado en lo alto de una colina con vistas al fiordo de Vejle. A él se accede a través de un camino sinuoso de bosques y vegetación en dirección a La Marina.

La Marina es un pequeño puerto en forma semicircular de embarcaciones de recreo en donde encontrarás muchas familias disfrutando de un día de pesca de cangrejos y de pequeñas travesías marítimas.

Además, en La Marina, hay un pequeño pero encantador restaurante de madera donde parar a reponer fuerzas.

 

Otro dato importante a tener en cuenta es el acceso y aparcamiento. Para llegar el hotel desde Odense, deberás coger la carretera secundaria E-20 y tomar la salida de Fredericia. El trayecto dura poco más de una hora.

Una vez en el hotel, no tendrás problema de aparcamiento ya que cuenta con un patio enorme de coches dispuesto frente a la recepción.

La zona tiene el encanto que se espera de un país nórdico y la tranquilidad que suele respirarse por estas latitudes.

Además, el hotel cuenta con un precioso spa con zonas de agua en el exterior (agua bien calentita) y está abierto hasta muy tarde por lo que, nada mejor que un chapuzón antes de acostarse y coger fuerzas para el día que nos espera en Legoland.

Podéis conocer más detalles del hotel Comwell Kellers Park en su página web oficial  

Recuerda que el blog se enriquece gracias a tus comentarios así que, si conoces otro alojamiento por la zona que pueda servir a otros viajeros, no dudes en comentar.

Aprendemos todos con tus experiencias!

 

Follow:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *