París: Información muy práctica

Hoy quiero hablaros de cómo organizar vuestro viaje a París si lo hacéis con niños porque no es lo mismo viajar de libre, que hacerlo cuando llevamos a los peques. Las comidas pueden suponer un handicap cuando se trata de niños aún muy pequeños pero como para todo en la vida hay solución, hoy os quiero dar algunos tips que os ayudarán a planear vuestro viaje con todas las garantías.

Buscando alojamiento

Los hoteles en París, como en casi toda Europa, suelen ser caros, no hay que engañarse. París es una ciudad de 11 millones de habitantes y aunque la oferta hotelera es descomunal, no siempre encontraremos un hotel a la altura de nuestras expectativas por un precio acorde a nuestros bolsillos. Por otro lado, alojarnos en un hotel cuando llevamos a un niño pequeño, tiene sus inconvenientes. ¿Cómo organizarnos las comidas? ¿Nos alojamos en régimen de Todo Incluido? Esta no parece ser la  opción más recomendable si queremos aprovechar el día al máximo sin pasar por el hotel excepto para dormir. Por otro lado, si decidimos comer y cenar cada día en un restaurante, podremos echar al garete todo nuestro presupuesto y es probable que el pequeño turista llegue a España con unos kilos de menos (si es mal comedor).

Este año, y por primera vez, decidimos alojarnos en un alquiler de vacaciones de www.air.bnb.com
Se trata de alquilar un vivienda en la zona elegida, con el número de habitaciones que queremos y en mi caso, para nosotros solos. Puedes interesarte por cuantas ofertas desees ya que airbnb funciona en relación turista-anfitrión aunque en realidad, cuando realizas el pago, el dueño de la vivienda no cobra hasta pasadas las 24 horas desde la llegada a destino por si hubiera algún problema y fuera necesario revocar la orden. Durante todo el proceso de alquiler, el anfitrión y tú os escribiréis vía web y recibiréis, a través del propio sistema de airbnb, mensajes en vuestro móvil. Ni el dueño de la vivienda ni tú conoceréis aún vuestros números de teléfono hasta que se complete la reserva.
Una vez te has decido por un alojamiento concreto, es el momento de esperar a que el anfitrión acepte tu solicitud. En la web, puedes completar tu información de perfil añadiendo un escaneo de tu DNI o pasaporte desde la webcam de tu propio ordenador. Puedes vincular también tu perfil en airbnb.como con otros perfiles de rss. ¿Y esto porqué? pues muy fácil: porque todo funciona en base a la confianza. Cuanta más información aporte un anfitrión sobre sí mismo y cuantas más evaluaciones positivas haya recibido, más oportunidades de éxito. Esto se traduce en cosas como que las fotografías sean totalmente fieles a la realidad del apartamento que hayas escogido, que realmente cuente con toda la equipación doméstica que se decía en el anuncio, que la ubicación sea la misma que aparece en la web y un largo etc… Y cuanta más información reciba el anfitrión de ti, más confianza depositará en vosotros como sus siguientes huéspedes.

En airbnb.com os encontraréis con dos tipos de alojamientos a grosso modo: Por un lado, apartamentos o casas que son vivienda habitual del anfitrión y que se alquilan solo unos meses al año por diversos motivos. Por ejemplo, que el dueño y su familia deseen pasar sus vacaciones en el extranjero durante los meses de julio y agosto y decidan alquilar su casa para sacarle un rendimiento económico. O podéis encontraros con viviendas que funcionan como apartamentos de inmobiliarias que solo se utilizan para este fin. Es decir, vosotros la ocupáis durante una semana y cuando os marcháis, es otra familia de turistas la que la ocupa después. Esta fue la opción que yo elegí porque me daba algo de respeto encontrarme objetos personales de una familia particular y prefería utilizar una vivienda más impersonal y más parecida a un apartamento o un hotel.

En cualquier caso, mi experiencia ha sido de lo más positiva. La casa era perfecta para nuestras necesidades y se encontraba en una situación inmejorable, en plena plaza de la bastilla de París en Le Marais. Llevando a Héctor, de casi tres años y a mi sobrino, fue un acierto poder prepararles la comida cada día y asegurarnos de que los niños no notarían el cambio. El apartamento estaba muy cuidado, hecho con mucho estilo y con toda la equipación necesaria como electrodomésticos de alta gama, una ducha cómoda y lo más importante, conectado con las principales atracciones de París, tanto si vais andando como en metro.

Sígueme
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Looking for Something?