Dónde alojarse con niños en Marrakech: Elige un Riad

¿Hotel o Riad? He ahí la pregunta que todo viajero se hace cuando visita por primera vez Marrakech. Si además lo haces con niños, las dudas se multiplican. ¿Dónde alojarse con niños en Marrakech? ¿Será una buena idea hacerlo en un Riad?

Desde Mundísimo os aseguramos que sí. Que es una gran idea. Y que los pequeños inconvenientes que os surjan se compensarán con creces con la experiencia de alojarse en un lugar así.

Patio principal del Riad
patio interior del riad en marrakech

Muchos Riads eran casas palaciegas de algunas familias de rancio abolengo de la ciudad y hoy han sido reconvertidas en lugares destinados al turismo. Sin embargo, muchos de estos riads mantienen la esencia de antaño. Aunque han sufrido modificaciones y han pasado por mil obras durante siglos, muchos de ellos han sido reformados con gusto y cariño para mantener el espíritu original.

De hecho, el riad en el que nosotros nos alojamos está reformado hace un par de años y alucinarás con la cantidad de detalles y lo bien que han sabido mantener el carácter original de la vivienda.

riad en marrakech
Vistas de la piscina desde arriba
En cada planta encontrarás lugares como este para tomar el desayuno

Miles de Riads

En Marrakech existen miles de Riads repartidos por toda la Medina. Algunos son tan baratos que puedes dormir por unos 2o euros la noche. Pero también tienes algunos mucho más caros y que están a la altura de hoteles boutiques de 5 estrellas. Si quieres darte un gran capricho, no te pierdas la experiencia de dormir en La Sultana.

¿En qué zona escoger el Riad?

Habrá quien te diga que lo mejor es alojarte junto a la plaza principal. Sin embargo, nosotros creemos que los alrededores de esta plaza están siempre tan llenos de gente y hay tanto movimiento de vehículos, carros y gente de un lado para el otro, que nos daba un poco de miedo no poder dormir bien por el ruido.

Por eso nosotros escogimos un Riad bien situado pero hacia el norte de la Plaza Jeema El-Fna. Cerca de la Medersa de Ben Youssef y al lado de las plaza de las Especias, mi plaza favorita de Marrakech.

La plaza de las especias esta situada muy cerca del riad

Aunque lo cierto es que la Medina en general no es muy grande así que, siempre que escojas un riad dentro de las murallas de la ciudad antigua será cuestión de, cinco minutos arriba o cinco minutos abajo, lo que vas a tardar en llegar la Plaza principal.

¿Cómo es un Riad para ir con los niños?

Los riads, por norma general, son edificaciones formadas a partir de un patio central (algunos con fuentes o piscinas) sobre el que se disponen las habitaciones. Los hay de todos los tamaños pero, por lo general, no ofertan más de 10 o 15 habitaciones repartidas en varias plantas.

Si vas con los niños y llevas carrito infantil, debes saber que la mayoría de estos riads de tamaño reducido, no cuentan con ascensor. Por ello, intenta ser previsor y pide, si es posible, que te alojen en alguna de las habitaciones de la planta baja.

Sin embargo, si eres de sueño ligero, evita las plantas más cercanas al patio porque es el lugar por donde suelen pasar todos los huéspedes y por donde suele haber más trasiego y ruido.

Las habitaciones del Riad

Nuestro Riad fue especial porque, aunque se trataba de un edificio histórico, al estar reformado recientemente, decidieron configurar las habitaciones de modo que algunas de ellas fueran contiguas. Así, pudimos disfrutar unos días de una habitación con dos estancias y dos baños parta los cuatro y durante otros días de una habitación algo más pequeña pero con salida privada a la terraza del último piso.

Terraza en donde desayunábamos cada día

Normalmente los riads como el nuestro, no solo tienen una zona de patio interior, a veces con fuente, a veces con piscina, sino que muchos cuentan tambien con zona de restaurante e incluso con Spa.

No era el caso. Sin embargo, el personal del riad fue tan amable que nos servían la comida o el desayuno en cualquier zona que escogiéramos. A veces en la terraza de la habitación, a veces junto la piscina o a veces en cualquiera de esos pequeños y preciosos salones repartidos por todo el riad.

Baños principal de la habitación
Detalle de la zona de ducha

Si vas con niños, no te preocupes. En algunos riads como este que te enseñamos, cuentan con cuna de viaje como en cualquier alojamiento de España por lo que no tendrás problema en escoger una habitación doble con una cama supletoria y una cuna adicional sin coste.

Sin terraza no hay Riad

Terraza del riad

Uno de los mayores atractivos de los riads de Marrakech son las terrazas. No hemos visto ninguno sin ellas. A veces, como en el caso de nuestro riad, se trata de terrazas tipo solarium y configuradas a varias alturas. En otros casos, se trata de terrazas tipo zona Chil-Out. Sin embargo, lo más atractivo de ellas es, sin duda alguna, las vistas.

Ver la Mexquita de Koutoubia desde alguna de estas terrazas en medio de la ciudad es una experiencia maravillosa por lo que te recomendamos que elijas tu Riad también teniendo en cuenta esto.

¿Te ha gustado? ¿Te animarías a alojarte en un riad como este en tu visita a Marrakech?

Si quieres conocer otros alojamientos singulares, no te pierdas:

(PINCHA EN LA FOTO PARA IR AL POST)

apartamento algarve
Un precioso apartamento en el Algarve
apartamento en el corazón de pirineos
APARTAMENTO EN AÍNSA
NUESTRO AIRBNB EN COPENHAGUE
APARTAMENTO EN COPENHAGUE
Patio central del Riad de Marrakech
APARTAMENTO EN OPORTO
Sígueme
Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.